Aquí compartiré todo cuanto se me ocurra, arrebatos literarios (propios), opiniones sobre series asiáticas, y muchas más que me vaya surgiendo...


martes, 9 de mayo de 2017

Relatos... Allí estaba ella

Inaugurando nueva sección:

Relatos

Bueno, pues aquí os traigo otra nueva sección, sí, otra. Hasta que no acople definitivamente el blog van a seguir apareciendo nuevas secciones, aunque ya os aviso, que las que tenía pensadas crear están apunto de concluir, pero, no por eso quiero decir que no vaya a crear nuevas secciones, pues yo no me cierro ninguna puerta. Dicho esto, en esta ocación os traigo la sección que se llamará "Relatos..." como su nombre indica estará compuesta por relatos de mi propia invención, es decir, yo mismo los creo, yo mismo los escribo. Algunos serán más largos y otros más cortos, al igual que con los poemas no pondré ni un mínimo, ni tampoco un máximo de carácteres y/o palabras. En fin, después de dar mis ya acostumbradas explicaciones llega el momento de empezar con mi relato.

Este relato lo escribí no hace mucho, todos los relatos que he escrito y escribiré algunos estan basados en hechos reales, otros son inventados y otros estan basados en hechos reales pero con cierto retoques para darle un aire más fresco y atractivo para el lector. Sobre este relato no desvelaré si es real o ficticio, lo dejaré a vuestra imaginación =D.

Ahora sí, vamos a empezar. Mi relato se llama: Allí estaba ella.

Allí estaba ella 

Era mí primera vez acudiendo a un evento así. Había muchisima gente, sinceramente nunca creí que se concentrara tantas personas en un lugar así. Fue algo nuevo para mí, pero aún así me sentía como en casa, aquel era definitivamente el lugar al que pertenecía.

Todo fue bien, me pasee por el lugar, vi las tiendas, me hice fotos con la gente y hablé con esta, reí e incluso abracé a todo el que lo quisiese.
Llegado el momento, fui al puesto de comida, pues comenzaba a tener hambre. Estuve allí parado, esperando y observando a la gente. De pronto una chica pasó a mi lado y se sentó en una esquina detrás de mí, entre el puesto de comida y la pared que limitaba el enorme edificio donde se estaba llevando a cabo el evento.
 Yo me puse a observarla de reojo, en un momento ella se puso los cascos para escuchar musica, o eso suponía, y en otro se ponía a buscar algo en su mochila. Estuvo así un buen rato. 

Cada vez que la miraba tenía una mirada triste, una que dejaba entrever que estaba sola, que había ido a aquel lugar sin nadie más. La expresión de su cara lo decía todo, necesitaba a alguien con el que hablar, alguien que la abrazase, ella se sentía sola y triste.

La estuve observando continuamente, mientras me decidía si dar el paso y hablar con ella, pero no lo hacía, quería hacerlo, pero mi timidez me lo impedía. Fue un buen rato el que estuve así, indeciso, quería acercarme, pero por más que queria no tenía el valor de hacerlo. 
La miraba, una y otra, y otravez más, ella seguía ahí, sentada en el suelo, escuchando algo con sus cascos.

Tras estar sentada aproximadamente 1 hora, se levantó, era mi última oportunidad para hablar con ella. Justo cuando pasaba por mi lado iba a hablarle. Me acerqué un poco a ella, estaba a punto cuando...no pude hacerlo, mi timidez volvió a ganar la batalla, detuve mi acercamiento mientras veía como aquella chica se alejaba sola sin decir palabra alguna. Había perdido mi batalla, mi última oportunidad se fue acabó. 

Después de esto no volví a verla, fue entonces cuando empecé a arrepentirme de esto, por culpa de mi timidez no hice algo de lo que me arrepentiré durante mucho tiempo...

Fin

Bueno, hasta aquí mi primer relato, espero que sea el primero de muchos =D. Espero que os haya gustado, ahora sin más me despido y nos vemos en la siguiente publicación.

Adios, sayonara, bye, au revoir, annyeong!

No hay comentarios:

Publicar un comentario